Technology
MESA TIC FENALCO

MESA TIC FENALCO

Transformación digital, brilla trabajando desde casa

La forma de trabajar ha cambiado. Esto no es tan nuevo, porque desde que vivimos la era de la transformación digital muchos han entendido que gracias a las nuevas tecnologías es posible trabajar desde casa. Y aunque no es una decisión simple, la realidad, enmarcada en la Covid-19, nos empuja a cambiar la óptica empresarial: el teletrabajo es una gran alternativa y aliada para fortalecer nuestro negocio en tiempos de crisis.

Los resultados excepcionales son posibles cuando dejamos de resistirnos y comenzamos a trabajar, proyectarnos y desarrollarnos en medio de las dificultades. Reiventarnos es justamente a lo que nos impulsa la transformación digital . Te preguntarás, ¿cuáles son los retos a los que nos lleva el trabajo en casa?

Lo primero es tener claro cómo armaremos nuestro flujo de trabajo diario. Hay tips elementales que debes tomar en cuenta para vivir las bondades de la transformación digital  y el teletrabajo sin comprometer tu productividad y eficiencia operativa:

Lo primero es ponerte horarios. Esto implica coordinar la actividad y carga de trabajo del día. Al fijar un horario ayudas a que tu mente alcance los resultados que se necesitan mientras te proyectas con eficiencia.

Adecúa tu vivienda con los mismos recursos que sueles tener en tu oficina,de tal modo que tu óptima conexión a internet, tus lapiceros, cuadernos y todas esas herramientas que te acompañan en tu puesto de trabajo, se encuentren disponibles en este nuevo espacio.

Sumado a todo lo que necesitas en tu sitio de trabajo, hay un hábito que no puedes pasar por alto: ¡bañarse! Sí, tal como lees, pasar el baño a un segundo plano es un gran error.

Y si de hábitos hablamos, es importante mantener esos mismos patrones que cumplíamos al ir a la oficina. Desayunar antes de sentarnos a trabajar, o como solías hacerlo, ducharte y vestirte es clave, pues la idea es tratar de trabajar en la medida posible del mismo modo que lo hacías en la oficina.

La transformación digital nos ofrece comodidades como el trabajo remoto, sin embargo no por ello debemos olvidar que la tecnología solo es una herramienta que potencia nuestras capacidades, ahora, en cuanto a la programación o predisposición mental eso es voluntad nuestra. En nuestras manos está conectarnos con esta nueva realidad.

Por otro lado, en este proceso de digitalización en el que trabajamos desde casa, aparecen herramientas que son importantes cuidarlas, siendo las mismos medios para preservar de manera óptima la comunicación remota de un equipo. Un ejemplo de esto, son las videollamadas.

Ocurre con frecuencia que el grupo de trabajo desactiva las cámaras y se vuelven audiollamadas. Hay reuniones que pueden hacerse de carácter telefónico y otras de carácter personal, es importante preguntanos para identificar de manera asertiva con nuestro entorno laboral, ¿ante cuál tipo de contacto estoy?

Si algo hay que advertir de los riesgos de la transformación digital y el teletrabajo, es que al estar asociados en un entorno netamente  digital, en el que las interacciones personales se ven reducidas, se caiga fácil en esa dinámica de aislarnos en esa “realidad” virtual. Esto trae efectos negativos a nivel de equipos de trabajo.  

Si hacemos videollamadas, activemos la cámara, estemos presentables, y prestos a participar con toda la actitud de crear sinergia, pues a falta de ese contacto personal, es responsabilidad de cada uno en el equipo laboral validar esa particular interacción social, fortalecer nuestras capacidades y utilizar la tecnología para compensar esas debilidades

Se trata de que podamos aportar y dar valor desde nuestra propia trinchera, sea esta casa, oficina o el espacio que sea, lo importante es que sigamos siendo agentes transformadores con esos avanzados recursos que nos ayudan a potenciarnos como trabajadores.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

INICIA
TU CAMINO
AL EXITO HOY